jueves, 22 de enero de 2009

Historia de La Cuerda Seca



Según D. José Aguado Villalba esta técnica parece que empezó a desarrollarse hacia la mitad del siglo X, en el Califato. Consistióa en decorar la superficie con "líneas" de óxido de manganeso, que formaban el borde o límite del dibujo y los espacios se rellenaban con el vidrio teñido de óxidos colorantes. Una vez concluida la cocción quedaba con líneas negruzcas y mates con vidrio coloreado brillante.

La "cuerda seca" a través de la historia ha sido fabricada en una o dos cocciones.

En una cocción la utilizaron los musulmanes durante los siglo X y XI, recibiendo el nombre de Taifa. la "cuerda seca" línea negra se hacía con óxido de manganero disuelto simplemente en agua y se aplicaba en la pieza cuando el barro no estaba seco, sino oreado. El vidrio también se dava encima de la arcilla oreada teniendo cuidado de no insistir en la pincelada para que esta no se disolviera, lo que ensuciaria el vidrio. Por esta razóm el relleno entre la "cuerda seca" no podría se muy preciso y a veces rebosaba sus límites o no llegaba a ellos. la decoración utilizada era la epigráfica cúfica y floral estilizada 8aquella pertenece al tipo simple no al florido, y es la que se usó en la inscripción del ladrillo que conmemora la construcción de la Mezquita de Bid-Al-Mardum en Toledo).

Los colores que se usaban en esta cerámica eran: el blanco de engalba y el verde de cobre, mezclado con hierro y neglo violado de manganeso. En esta cerámica Taifa sólo se realizaban vasijas como platos, fuentes, cuencos, etc., y no azulejos.

A finales del siglo XIII y principios del XIV la cerámica de "cuerda seca" que se encuentra es la realizada en dos cocciones, con decoración floral estilizada, mudéjar de influencia gótica. Los colores son los mismos que en la anterior época Taifa prolongándose hasta los siglos XIV y XV. A partir de siglo XVI se incorpora el azul índigo y el blanco estannifero, al tipo que se va eliminando el negro, sustituyéndolo por el azul.

En toledo la azulejería en "cuerda seca " comienza a finales del siglo XV, aunque los alicatados ua existían en el siglo XIV y principios del XV. Es justo a finales de este siglo y principios del XVI cuando se fabrican en nuestra ciudad grandes cantidades de azulejería de aristas.

En los primeros años del siglo XVII desaparece momentáneamente la "cuerda seca" en Toledo. y es en el presente siglo y gracias al trabajo, estudio y dedicación de los Sres. Aguado (padre e hijo) cuando se vuelve a dar un impulso a este tipo de cerámica, decorando toda clase de vasijas y azulejos con dibujos florales y en "cuerda seca" parcial.

Parte de estos datos han sido recopilados de uno de los libros de D. José Aguado Villalba, Académico de número de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo.

 

 

 

 

Azulejos de cuerda seca

La elaboración de los alicatados suponía tal dificultad y tan elevado coste, tanto en mano de obra como en tiempo, que "hizo pensar ", dice Gestoso, " a los ceramistas y albañiles de aquel tiempo, en adoptar un sistema que fuese más fácil y económico y que viniera a producir análogo efecto, y entonces, inventaron la labor llamada en documentos de esta época de cuerda seca", procedimiento que, por otro lado, era conocido desde época califal y muy empleado en la decoración de vajillas y que, siguiendo a Gestoso "Consiste en imprimir sobre el barro por medio de una placa o matriz metálica, que algunos creen que fué de madera, cualquier dibujo, quedando en relieve las líneas y perfiles de los adornos, las cuales por uno y otro lado a su vez, ofrecen también líneas que se ven rehundidas, y además, hállanse perfiladas como dijimos, con grasa y manganeso, cuyas sustancias dejan aisladas por completo las tintas polícromas con que son esmaltados los referidos adornos y figuras del azulejo. El pincel cargado del vidrío deposita en los centros los diferentes esmaltes y por consiguiente, vienen a resultar en cada uno de los espacios circunscritos por las líneas del manganeso, unos adornos en bajísimo relieve, analogos a los que los franceses llaman cloissons".

La técnica de la cuerda seca aplicada a los azulejos comenzó a utilizarse en Sevilla a mediados del siglo XV constituyendo una producción dirigida a una clientela muy selecta, entre la que se incluyeron los propios Reyes Católicos. Los ejemplos más representativos de estos azulejos son los que componen el zócalo de lacapilla de los marqueses de Tarifa (Casa de Pilatos), con decoración a base de lacerias, el conjunto delclaustrillo de la Cartuja de las Cuevas y los de la capilla mayor del Monasterio de Santa Paula, todos ellos en Sevilla. Fuera de nuestras fronteras, en Portugal, se encuentran dos importantes ejemplos de azulejos sevillanos de cuerda seca, como lo son los que adornan el Palacio Nacional de Sintra y los de la Iglesia de Santa María do Castelo en Abrantes.

La técnica de la cuerda seca se empleó también para la realización de placas heráldicas utilizadas para indicar la propiedad, el patronazgo o la jurisdicción sobre algún espacio por una familia noble. Ejemplos de tales placas son el Escudo Real de la Alondiga del grano de Sevilla, de 1503, (conservado en el Museo de Artes y Costumbres Populares de Sevilla), o el que adorna el Sepulcro de D. León Enriquez en la Iglesia de Santa Paula , coronado por una inscripción realizada también en cuerda seca.

Azulejo de Sevilla hasta 1800

4 comentarios:

BeTina dijo...

Gracias por la info!! la verdad es que aprendo mucho cada vez que visito tu blog, además de llenar mi alma de belleza con tus obras.
Un abrazo y que comiences muy bien la semana.

Saluditos marinos, desde el "verano austral":
BeT

KIKELIN dijo...

Veo que estás metiéndote a tope en el tema, y a la vez nos permites ir aprendiendo. Para mi, era una técnica desconocida hasta que me la presentaste. ;)

LuzdeLuna dijo...

Muy buena la información!!! como dice Kike aprendemos!
Un abrazo

Anónimo dijo...

Oiga, Oiga. Quela cuerda seca segun artículo del Time se remonta en laépca de los aqueos. Si, aquelos que fueron a por TROYA